Diferencias entre esquís de travesía y de alpino

Diferencias entre esquís de travesía y de alpino

Como tienda especializada en material de montaña te recordamos que cada actividad de montaña requiere un material específico. Por ejemplo, no necesitaremos los mismos esquís para travesía que para alpino. Repasamos las diferencias a continuación.


Lo primero a tener en cuenta es que el esquí de travesía combina técnicas de esquí y alpinismo. No hacen falta medios mecánicos pero sí un material específico como tablas, fijaciones o pieles de foca. En Cerclesport te recordamos que las tablas pueden ser de distintos tipos. Para ascensos rápidos necesitamos esquís ligeros y con diferencias de cotas menos pronunciadas. En cambio, para descensos en nieves profundas necesitamos un esquí más polivalente o freeride. Nos permite disfrutar de mayor flotabilidad y nos da la posibilidad de afrontar diferentes tipos de nieves con mayor seguridad. En este caso, el ancho del patín es más pronunciado.


En lo relativo a las fijaciones todo depende del tipo de esquí que vayamos a practicar. Las más ligeras llevan el sistema de fijación Dynafit y suelen requerir un tipo especial de bota. Este tipo de fijación suele usarse en competición. Las fijaciones más polivalentes son más aptas para esquí en pista. Llevan correas de sujeción para evitar la pérdida del esquí en caso de caída. Hablábamos antes de las pieles de foca. Son unas bandas de pelo que se colocan en la suela del esquí para facilitar el deslizamiento en sentido de ascenso de la pendiente por su alta capacidad de agarre. Como tienda especializada en material de montaña te recordamos que hay pieles de tres tipos: pelo sintético, mohair y mixtas. En todo caso, son siempre hidrófugas, es decir, repelen el agua. 

haz clic para copiar mailmail copiado